¿Qué hacemos con “solo” y los demostrativos?

Posted by on Sep 12, 2012 in Acentos, Errores comunes, Tilde diacrítica | 6 comments

¿Qué hacemos con “solo” y los demostrativos?

Desde que la Real Academia publicó sus últimas novedades en la Ortografía de la lengua española de 2010, no han sido pocas las normas que han provocado un cierto revuelo.

 

Muchas de estas novedades las hemos comentado ya en este blog, otras las tratamos casi a diario en la página de Facebook, sin embargo, hoy me quiero detener en la palabra solo y en los demostrativos.

 

Durante generaciones se nos ha enseñado a acentuar la palabra solo cuando funcionaba como adverbio, es decir, cuando podíamos sustituirla por solamente… Asimismo, aprendimos que los demostrativos, cuando actuaban como pronombres, llevaban tilde. Esto nos entró muy bien en nuestras cabecitas, y casi todo el mundo lo recuerda y lo hace así, aunque la Ortografía de 2010 llegara para cambiarnos los esquemas.

 

En esta nueva edición, los académicos nos recomiendan que la palabra solo no se acentúe. Una de las razones es que es llana terminada en vocal, y si recordamos las reglas básicas de acentuación, estas nunca llevan tilde. En realidad, desde 1999 ya se nos decía que solo se acentuara en casos de ambigüedad, pero ni siquiera esto tiene razón de ser: las ambigüedades se pueden evitar cambiando el contexto, el orden de las palabras o la puntuación, utilizando sinónimos…, pero no usando una tilde.

 

Otra regla que nos cuesta asimilar es la recomendación de no acentuar nunca los demostrativos. Igualmente, desde 1999 se permitía tildarlos cuando funcionaban como pronombres, pero solo era obligatorio en casos de ambigüedad. Sin embargo, ya en 2010, los académicos nos aclaran que esto no es necesario (siguiendo las explicaciones del párrafo anterior), por lo que en palabras textuales: «se podrá prescindir de la tilde».

 

Además, según las teorías gramaticales actuales, ni siquiera es necesario diferenciar entre adjetivos demostrativos y pronombres demostrativos, sino que basta con llamarlos determinantes demostrativos: ¡una novedad más!

 

Entonces, ¿qué ocurre? ¿Estamos cometiendo alguna incorrección si acentuamos algunas de estas palabras? En realidad, la Academia nos hace una recomendación, pero no aclaran que el mantener esas tildes a las que tanto nos apegamos sea una incorrección, ni son taxativos como en otras normas. Dependerá, pues, del criterio de cada uno seguir utilizando las reglas antiguas que aprendió y asimiló, o adaptarse a las novedades. En mi caso y como habréis podido observar en este artículo, prescindo de las tildes, me siento más cómoda y me he acostumbrado a hacerlo así.

 

Si os ha gustado la entrada, os agradezco que me dejéis un comentario y ayudéis a difundir.

 

Entradas relacionadas: http://www.ecoescritura.com/tildes-que-sobran/

http://www.ecoescritura.com/acentuacion-de-diptongos-hiatos-y-triptongos/

Agradecimiento a  Leo Reynolds por la fotografía,compartida bajo licencia de Creative Commons

 

468 ad

6 Comments

  1. Hola: veo que estas entradas son antiguas, pero es ahora cuando las he descubierto y me parecen maravillosas.
    Nunca quise estudiar, pero ahora me ha picado el gusto por aprender y trasteando por la Red he caído en tu blog; gracias por la ayuda que supone tus entradas para los que tímidamente nos vamos adentrando en la aventura del lenguaje.

    • Hola, Logan. Muchas gracias por tus amables palabras. Sí, estamos moviendo algunas entradas antiguas para darle vida al contenido alojado en el blog. Nos alegra enormemente contribuir de alguna manera a ese interés por aprender que nos transmites, el cual es fundamental para avanzar y progresar siempre. Un abrazo. Cualquier cosa para la que podamos ayudarte respecto a la aventura del lenguaje, cuenta con nuestro equipo 🙂

    • ¡Muchas gracias!

  2. He entrado en el blog por las comas, y aquí estoy navegando por los acentos.
    No lo puedo evitar, yo estoy más cómodo escribiendo “sólo” con acento cuando funciona como adverbio y acentuando ciertos monosílabos, es decir, siguiendo las recomendaciones que aprendí cuando niño.
    Y sin embargo, no soy capaz de acentuar mi nombre. Y es porque lo ligo con Luis como una sola palabra, y se me convierte en palabra llana.
    Gracias por escribir sobre escritura, pues cada vez más parece que las formas no son importantes, y no hay sin embargo escritor que se precie que no mime la ortografía.
    Recibe un saludo.

    • Muchas gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario, Jose Luis (ya ves que yo tampoco acentúo tu bonito nombre). La acentuación de los demostrativos y “solo” ha generado mucha controversia…, al final, como tantas otras cosas en la escritura, se va a considerar una cuestión de estilo. ¡Saludos afectuosos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *