Redactar para que te lean

Posted by on Feb 29, 2012 in Escribir bien | 12 comments

Redactar para que te lean

 

Quien escribe en un blog puede hacerlo por muchas razones: porque le encanta compartir conocimientos sobre los temas que mejor domina; porque le sirve para aprender más y soltarse; por entretenimiento…, pero lo normal es que, además, quiera que sus entradas se lean. Sin embargo, esto no siempre es fácil: hay que tener mucha paciencia, dedicarle bastante tiempo, trabajar con ahínco… hasta que poco a poco comienzan a llegar las visitas, los seguidores, los comentarios, y nuesto blog ¡cobra vida!

 

Existen multitud de blogs que ofrecen consejos para lograr este objetivo; a mí personalmente me gustan mucho los de Frank Scipion, Ingresos al cuadrado y  Borja Prieto Desencadenando. Os  dejo en buenas manos, por lo que yo me voy a centrar únicamente en el tema de la redacción, y lo voy a hacer deteniéndome en una serie de principios que considero básicos y fundamentales.

 

Brevedad. Si puedes decir lo mismo, con menos palabras, ¡resume! El tiempo escasea para casi todos y si un lector encuentra textos enrevesados, con repeticiones constantes, demasiado extenso…, probablemente lo abandonará. Por ello es imprescindible leer el texto  varias veces antes de publicarlo, eliminar todo lo accesorio y asegurarse de que no falta ni sobra nada. Ya decía Anton Chejov que El arte de escribir consiste en decir mucho con pocas palabras.

 

 

 

 

Claridad. Tu estilo de redacción ha de ser claro: evita perífrasis, circunloquios, florituras, tecnicismos… ¡simplifica! En la actualidad estamos tan saturados de información que sentimos rechazo por aquello que nos parece complicado a simple vista. Presenta tu texto de manera sencilla y ganarás más de un lector.

 

Orden. Se dice que en internet muchos usuarios no leen, sino escanean (examinar rápidamente y repasar con la vista) los textos. Intenta ordenar tus ideas en bloques independientes, preferiblemente cortos. También es muy aconsejable seguir la regla de la “pirámide invertida”: organiza tu entrada aportando la información  de mayor a menor importancia. Con estas sugerencias conseguirás que si alguien no le dedica el tiempo suficiente a leer tu entrada, pueda al menos quedarse con las claves fundamentales y decidir si le merece o no la pena suscribirse o hacerse seguidor de tu blog. ¡Hay mucho en juego!

 

Naturalidad. Este punto también lo traté en mi anterior entrada, ¿Cómo afrontar la tarea de escribir? Aunque Oscar Wilde dijera que Ser natural es la más difícil de las poses, es fundamental que seas tú mismo, no trates de imitar a nadie, ni cambiar tu forma de ser. El mejor estilo es el tuyo propio.

 

Corrección. De esto ya hemos hablado en entradas anteriores: si quieres conseguir éxito con tu blog has de trabajar por desterrar al máximo las faltas de ortografía. Yo estaré aquí para apoyarte en este duro camino, publicaré en próximos artículos algunas reglas para atajar las más básicas (empieza por aquí, ¡hay seis entradas!), quiero  ofrecerte recursos, estar a tu lado… ¡Déjame ayudarte!

 

Empatía. Si no solo escribes para ti, sino que intentas crear una comunidad en torno a un tema y ayudar a tus lectores, trata de pensar en ellos y empatizar. ¿Qué crees que prefieren leer? ¿Con qué se sienten más identificados? Hazle preguntas e interactúa, fomenta la participación: no trates de sentar cátedra, sino facilitar  el intercambio de contenidos y el aprendizaje mutuo.

 

¿Estás de acuerdo con mis principios básicos para una escritura de calidad? ¿Crees que me he olvidado alguno? ¿Cuáles son las principales reglas que sigues en tu blog u otro tipo de escritos?

 

Mi agradecimiento por la foto a Iñaki Otsoa Etxeearría, de la galería de Flickr, bajo licencia de creative commons http://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.0/deed.es

Safe Creative #1201230959949 Licencia Creative Commons

Redactar para que te lean por Berta Carmona Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported.

Entrada actualizada en abril de 2013.

468 ad

12 Comments

  1. Hola, me gusta tu blog

    • ¡Muchas gracias, Cristina! Espero tenerte por aquí muy a menudo y contar con tus comentarios y sugerencias. ¡Un abrazo!

  2. ¡Hola Ber!!!
    ¡Te mando un comentario de mucho ánimo!!!
    ¡Está mono, monísimo!

    Besos de colores

    • Mil gracias por tus ánimos, Alberto. Lo sigo diciendo: tus besos de colores son “total”. ¡Vivan el optimismo y la buena escritura!

  3. Sin perífrasis alguna, como Chejov recomienda, decirte que tu blog me gusta mucho. Muchas gracias por estar pendiente de esta querida forma de expresión.

    • Me alegra, Fernando… ¡Muchas gracias por visitarme y dejar tu comentario!

  4. Que bueno que existan blog como el tuyo, Berta, muchas gracias, pues leerte es toda una enseñanza en sí misma. Un abrazo.

    • Gracias a ti, como siempre, Frank. ¡Valoro mucho tu apoyo y tus amables palabras! Un abrazo.

  5. Esta es la segunda entrada que leo, ¡sin duda tu blog es genial!
    Seguiré leyendo lo que escribes, espero que haya entradas más recientes.

    Estoy de acuerdo contigo, aunque a mí se me dificulta eso de ser breve, supongo que tengo la idea de que a mis escritos les faltará información. Ojalá puedas ayudarme con eso, te juro que a veces yo me aburro de leer lo que escribo.

    Hace no más de dos meses compré un libro llamado “Redacción sin dolor”, es la quinta edición, no he tenido la oportunidad de leerlo (la verdad he procrastinado, jajajá), y tengo muchísimas dudas acerca de algunas oraciones, dónde colocar la coma, entre otras cosas. (Después te haré saber específicamente el tema del cual dudo).

    Sigue así, el blog es muy bueno y también se puede sentir la empatía, es un espacio agradable. 🙂

    • Hola, Cristian. Aunque nuestra respuesta llega tarde, te hacemos saber que palabras como las tuyas nos llenan de fuerzas para seguir trabajando. Si bien últimamente hemos estado bastante escasos de tiempo, esperamos tener un hueco para alimentar este blog con nuevas entradas que esperamos sean de vuestro interés. Y gracias por la referencia bibliográfica, la tendremos en cuenta; este tipo de información siempre enriquece el blog. Un saludo y muchas gracias por seguirnos.

  6. Hola, Ber:
    Soy Fábio, brasileño y vivo en Curitiba, una hermosa ciudad de Brasil.
    Perdona, pero no escribo todavía muy bien el español pues lo estoy estudiando hace seis meses. Entonces, te escribo desde Brasil porque necesito quitar algunas dudas a cerca de cómo escribir un textos formales (una carta por exemplo) y informales (un e-mail a un amigo por exemplo), así que necesito indicaciones de dónde puedo hallar apuntes o modelos de estes tipos de textos. Aprovecho la oportunidad para decir que tu blog es de grande valia a los estudiantes de la lengia española. Gracias y saludos.

    • Hola, Fábio. En primer lugar, gracias por tus palabras de reconocimiento a nuestro trabajo, no hay mayor satisfacción que saber que os servimos de ayuda, especialmente a los estudiantes de español.

      Sobre tus consultas, comenzamos con los textos formales. Como sabrás, existen muchos tipos de cartas, tantas como finalidades tengan sus mensajes (amistad, trabajo, condolencias, felicitación, invitación…). Dada esta amplia variedad, hemos localizado un enlace con una amplia clasificación en el que puedes consultar cada tipo: http://www.contenidoweb.info/redaccion-de-cartas/

      En cuanto a los correos electrónicos, justamente en el blog de Ecoescritura tenemos una entrada al respecto: http://www.ecoescritura.com/%C2%BFcomo-escribir-correos-electronicos/

      No obstante, si necesitas que concretemos más nuestra respuesta, no dudes en hacernos una consulta más específica, a la cual estaremos encantadas de responderte.

      Esperamos haber resuelto tus dudas. Un abrazo y gracias por seguirnos,

      Rocío Santiago.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Cómo escribir correos electrónicos? | Ecoescritura - [...] Por supuesto, cualquier sugerencia para escribir mejor en general te será de utilidad para optimizar la redacción de tus…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *