El área; la misma área

Posted by on Oct 29, 2012 in Concordancia, Ortografía y gramática | 4 comments

El  área; la misma área

Los sustantivos que comienzan por a tónica suelen generar mucha confusión. La primera pregunta que nos hacemos es si van con artículo masculino o femenino, lo cual es más o menos fácil de resolver, y casi todo el mundo escribe el agua y no la agua. Sin embargo, si lleva un demostrativo o un adjetivo, la cosa se complica… ¿Se escribe esta agua? ¿El mismo área? Veamos las normas de una manera sencilla:

 

El artículo femenino la toma obligatoriamente la forma el cuando se antepone a sustantivos (no a adjetivos) femeninos que comienzan por a tónica (gráficamente “a-” o “ha-”). Ejemplos: el águila, el aula, el área o el hacha. Las excepciones son delante de los nombres de las letras hache, a y alfa (la a); de las siglas (la AFE), y los sustantivos comunes en cuanto al género (la árabe, la ácrata). Si entre el artículo y el sustantivo se intercalan otras palabras, el artículo no sufre modificación (la misma águila). En plural, sin embargo, se emplea la forma normal de femenino: las aulas, las águilas…

 

También, ante estos sustantivos que comienzan por a tónica, es frecuente que se apocopen las formas femeninas del indefinido uno y sus compuestos alguno y ninguno: un alma, algún hada, ningún arma… Aunque no es incorrecto el uso de las formas plenas (alguna hada, una alma, ninguna arma…).  Si entre el indefinido y el sustantivo se interpone otra palabra, no se produce la apócope: ninguna coqueta hada; alguna sucia arma; una preciosa alma… Cuando el adjetivo va pospuesto, debe concordar en femenino con el sustantivo: ningún hada coqueta; algún arma sucia; un arma preciosa.

 

Sin embargo, es una incorrección utilizar las formas masculinas de los demostrativos (este, ese y aquel) o de algunos adjetivos (mucho, poco, mismo…) delante de este tipo de sustantivos, por lo que sería un error escribir este agua, ese hacha, aquel águila, el mismo área o mucho hambre. Las formas correctas serían: esta agua, esa hacha, la misma área, aquella águila y mucha hambre. Cuyo también permanece con su forma normal femenina.

 

El indefinido otro, así como mucha, poca, tanta, cuanta… adoptan sus formas normales de femenino: otra agua, mucha hambre, toda aula… Todo también adopta su forma femenina, incluso cuando se intercalan las formas femeninas irregulares o apocopadas el y un (Toda el agua, no *Todo el agua).

 

Por tanto, ante sustantivos que comienzan por a tónica, solo se cambia a masculino el artículo la y, con frecuencia, se apocopan una, alguna y ninguna. Los demás adjetivos y demostrativos conservan su forma femenina.

 

Si esta entrada te ha parecido útil e interesante, comparte para que tus contactos también puedan leerla. ¡Muchas gracias por tu colaboración! Me encantará leer tu opinión en algún comentario.

 

Agradecimiento a  Leo Reynolds por la fotografía,compartida bajo licencia de Creative Commons

468 ad

4 Comments

  1. Me gustaría poder compartir en Twitter pero no he visto ningún botón destinado a ello. Es una lástima porque encuentro la información muy interesante

    • Hola, Belén. ¡Qué bien que la información te parezca interesante! Efectivamente, actualmente no tengo instalados los botones de compartir en redes sociales (me lo apunto como sugerencia para próximas modificaciones), sin embargo, siempre puedes copiar y pegar el enlace directo o retuitear si me sigues en mi cuenta https://twitter.com/Ecoescritura. Un placer, gracias por dejar tu comentario.

  2. Conocía ya la teoría, pero me gustaría preguntar: ¿qué hacer con la expresión “el séptimo arte”?

    • ¡Hola, bienvenida a Ecoescritura! La palabra “arte” es de género ambiguo y por esto puede concordar tanto en masculino como en femenino. Te invito a conocer más sobre esta palabra en la píldora que le dedico hoy en la página https://www.facebook.com/besyco. Un millón de gracias por plantear la cuestión. ¡Saludos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *