Yo apoyo la autoedición de calidad: Víctor J. Sanz

Posted by on Jun 26, 2014 in Autoedición/autopublicación, Autopublicación, Campaña autoedición de calidad, Sector editorial | 0 comments

Yo apoyo la autoedición de calidad: Víctor J. Sanz

Esta semana tenemos el placer de contar en Ecoescritura con Víctor J. Sanz (Madrid, 1967), escritor y director de la web literaria “Letras Inquietas”.

Víctor imparte talleres de escritura creativa y de novela y presta servicio de asesoramiento literario e informes de lectura. Ha autopublicado tres libros:

Desde la Torre”, relatos breves

El escritor, anatomía de un oficio”, reflexiones sobre la creación literaria y análisis de técnicas narrativas

Tu factoría de historias”, taller completo para escritura de novela.

También ha escrito una novela y ocho obras de teatro. Actualmente se encuentra inmerso en la preparación de su segundo libro de relatos y de su segunda novela.

 

A continuación, os dejamos la aportación de Víctor en apoyo a nuestra campaña a favor de una autoedición de calidad.

 

Cuando se es escritor, se escribe y acaso hasta se edite lo escrito; pero no se suele hacer sino desde una concepción superficial de la edición. Sin embargo, la edición de un libro es algo que va mucho más allá de las simples y usuales correcciones al alcance del común de los escritores; y por desgracia no son ni usuales ni comunes en muchos escritores. La edición de un libro, es decir, todos los pasos necesarios para convertir un texto base en un libro que pudiera competir, llegado el caso, con cualquiera de los que se puedan encontrar en los estantes de una librería, es una labor realmente compleja.

 

A la vista de un libro cualquiera y por simple deducción, ya se podrá suponer que entre el texto germen de ese libro y el propio libro medió una abismal labor profesional. Labor sorda e invisible, si se quiere, pero que deja su impronta indeleble en el producto final que es el libro.

 

Así pues, más allá de las obligadas correcciones ortográficas y tipográficas que a su ego reportan, el escritor autopublicado deberá entregarse (por cuenta propia o ajena) a la maquetación de su obra a propósito del formato elegido para su puesta a disposición de los lectores. Y una vez alcanzado cierto nivel de calidad en el contenido, deberá disponerlo en un contenedor lo suficientemente atractivo para que no cause rechazo a simple vista. Sobre gustos no hay nada escrito, pero sobre malos gustos hay montañas de portadas que certifican su existencia.

 

Cuando autopubliqué mi primer libro recibí todo tipo de críticas. Benditas críticas que me ayudaron a mejorar como jamás pude imaginar que lo haría; pues me abrieron los ojos a un mundo que, hasta entonces, me era totalmente desconocido. Inconsciente como era de mis propios fallos y pasado el primer momento de choque por la avalancha de críticas, comencé un repaso sistemático de todo aquello que me fue señalado y, con más atención si cabe, de aquello que las críticas no me revelaron. En el conjunto de las revisiones descubrí no pocos errores fácilmente subsanables que, evidentemente subsané.

 

Gracias a estas revisiones redondeé el producto, pero lo más importante es que a partir de ese momento establecí un método de trabajo en el que incluí, para cada nuevo libro que me propusiera autopublicar, una batería de revisiones y relecturas que me garantizaban, quizás no eliminar todos los errores, pues los hay persistentes, pero sí ofrecer un producto final con una tasa de errores cercana al cero y con un nivel de atractivo razonable.

 

Dispuse entonces que mis libros autopublicados deberían tener, como mínimo, la misma calidad que los libros ajenos que pudieran llamar mi atención desde el escaparate de una librería. Es decir, que nunca pondré en manos de mis lectores un libro que no aceptase de otro escritor por su apariencia o por su maquetación o por los errores que pudiera contener.

 

Esta es para mí la importancia de una autoedición de calidad.

 

Mil gracias, Víctor, por ofrecernos tu interesantísimo punto de vista sobre este tema que tanto nos preocupa. ¿Qué pensáis vosotros? Nos encantará leer vuestras opiniones en los comentarios. ¡Gracias!

 

Podéis contactar con Víctor en:

victorjaviersanz@gmail.com

@VictorJSanz

www.letrasinquietas.es

@letrainquieta

468 ad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *